¡Escribe tu oferta aquí con tu enlace!

Atardecer…

 

Tumuralla

 Siempre me gustaron tus manos
con esos dedos largos como sombras…Hoy, he descubierto tus sentimientos
y mi corazón no se aflige.
Escucho el canto del viento
que golpea tu pelo
y en este imposible silencio,
ensayo unas palabras;
te aferras a mi cuerpo,
tus sensaciones caen como hoja otoñal; entre balbuceos, tu verdad se retuerce,
son sonidos que mueren…
A lo largo del inmenso espacio que te ocupa,
tus ideas claudican,
ruedan suavemente, se esparcen.

Gracias por visitarnos y dirige tu comentario a: hla41h@aol.com

Cordialmente;

Manolo, miembro y articulista de la41h.

This entry was posted in Poesía and tagged , . Bookmark the permalink.